Mon

Memorias a través de las líquidas olas del desierto

Anamaría Chediak

July 13, 2022
Anamaría Chediak, Memorias a través de las líquidas olas del desierto, 2022, Afiche/Promocional. Cortesía: © N24 Galería de Arte; diseño: José Avilés, Quito.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

‘‘Memorias a través de las líquidas olas del desierto’’ es la exhibición de Anamaría Chediak en N24 Galería de Arte. Esta tuvo su apertura el 06 de julio y estará disponible hasta el 23 de julio.

Anamaría Chediak, Memorias a través de las líquidas olas del desierto VIII, Impresión en tintas pigmentadas sobre papel mate de alta calidad,160 x 110 cm, 2021. Cortesía: © la artista, N24 Galería de Arte, Quito.

Donde un día hubo conversaciones, color y vida, ahora hay silencio y arena. Donde las viejas tablas del piso crujían y el viento agitaba las cortinas al mediodía, hoy las puertas se abren sin propósito, las ventanas cuelgan de sus oxidadas bisagras, sin vidrios, y la pintura cae por las paredes como hojas otoñales. Estos vestigios silenciosos resuenan con historias, recuerdos y preguntas.

La naturaleza ha recuperado lo que era suyo. El desierto es cruel y despiadado, no reconoce fronteras, ni barreras, solo su fuerza incontenible e irrefrenable. Fluye por las ventanas, por las puertas entreabiertas, llenando cada espacio, cada rincón, con olas que parecen casi líquidas.

 

Anamaría Chediak, Memorias a través de las líquidas olas del desierto VI, Impresión en tintas pigmentadas sobre papel mate de alta calidad,140 x 110 cm, 2021. Cortesía: © la artista, N24 Galería de Arte, Quito.
Anamaría Chediak, Memorias a través de las líquidas olas del desierto II, Impresión en tintas pigmentadas sobre papel mate de alta calidad, 153 x 110 cm, 2021. Cortesía: © la artista, N24 Galería de Arte, Quito.

Estas fotografías son técnicamente, algunas de las imágenes más desafiantes que he creado. Cada una de ellas está compuesta por más de una docena de imágenes, diferentes tomas, entrelazadas lenta y minuciosamente. El proceso creativo de (re)componer cada imagen, me recuerda la manera cómo construimos nuestra memoria al organizar los recuerdos en nuestra mente, recuerdos que pueden ser caprichosos, variables, vulnerables. Un sentimiento transitorio. La memoria es frágil. Los recuerdos son fugaces y volubles. Rehacemos nuestro pasado de la misma manera que yo he (re)hecho estas imágenes.

Anamaría Chediak, Memorias a través de las líquidas olas del desierto VII, Impresión en tintas pigmentadas sobre papel mate de alta calidad, 160 x 110 cm, 2021. Cortesía: © la artista, N24 Galería de Arte, Quito.

Esos días en el desierto, experimenté una lucha interna por dar sentido a estos destellos fugaces de un mundo ahora desaparecido, desafiada a capturar, a través del clic mecánico de un obturador, un momento en el tiempo que ha desaparecido, dejando al descubierto la fragilidad y vulnerabilidad de un mundo abandonado a su suerte entre la indiferencia del hombre. El desierto retoma inquebrantable sus territorios, esos que un día no tan lejano fueron suyos, pero esta vez, ha venido a quedarse.

Biografía de la artista

Anamaría Chediak. (Quito, Ecuador)

Anamaria estudió en Boston y se especializó en fotografía en Madrid. El lente de Anamaria no conoce fronteras, captar la esencia de las diversas culturas y la vida animal alrededor del mundo ha sido la inspiración de su fotografía. A medida que la crisis medioambiental escala, Chediak ha empleado su fotografía como un medio de concientización colectiva. Su exaltación de la naturaleza se ha convertido en un grito desesperado por el cambio. La obra de Anamaria ha sido expuesta en Ecuador, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, España e Italia.

Ha publicado 5 libros: GALÁPAGOS Life & Evolution (2018), África (2010), Bloom (2008); Ethos (2003); El escondrijo del toro (1998).  Colaboró con A&P Cousteau en su libro Ocean for dummies (2021), y su trabajo sobre el Ártico fue publicado en el libro Photography in the Visual Culture (2021), Italia.

Chediak ha recibido varios reconocimientos: Lensculture Art Photography Awards (2022); 18º Premio Julia Margaret Cameron para mujeres fotógrafas (2022), Barcelona; London International Creative Competition LICC Award (2021); Mujer del Año en Artes Visuales (2020) Revista Hogar, Ecuador; Lensculture Journey Award (2020); Sony World Photography Awards (2019), Ganador del Premio Nacional, Londres; Caminos de Hierro (2018), Madrid; Fotógrafo del Año, Premio Enrique Ponce, España (2014); varios premios plata y bronce en los Epson International PanoAwards. Ha recibido veintiocho menciones de honor en los IPA Inter national Photography Awards (2016, 2017, 2019 y 2020); Cupoty (2020)

Hernán Crespo Toral (+), ex Director General Adjunto para la Cultura de la UNESCO , describió su trabajo fotográfico con estas palabras: “Los grandes fotógrafos son transgresores del tiempo. Van más allá de esas apariencias momentáneas y huidizas determinadas por la luz, por la textura, por los volúmenes y los espacios. Su ojo certero incorpora otras dimensiones al hecho factual…. Anamaria está interesanda precisamente en eso, en la transgresión, en la captura. No ya solamente del instante, sino de los instantes… Anamaria Chediak, con la pasión de un alquimista, usa los recursos de la fotografía y consigue incorporar el misterio en su obra… La alquimia de Anamaria, como la de los buscadores de la piedra filosofal, le van develando nuevos horizontes cada vez más profundos y misteriosos.”