Mon

PALANGRE

MILKA SEGOVIA

September 16, 2022
Milka Segovia, Palangre, afiche/promocional, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; diseño: José Avilés, Quito.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

‘‘Palangre’’ es la exhibición de Milka Segovia curada por Gonzalo Vargas que se presentó en N24 Galería de Arte. Esta muestra es parte del Premio 570 Arte Emergente, iniciativa de la Carrera de Artes Visuales – FADA de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en convenio con N24 Galería de Arte de Quito. La muestra tuvo su apertura el 30 de agosto y estuvo disponible hasta el 9 de septiembre del 2022.

El nombre del Premio 570 Arte Emergente surge a partir de conversaciones alrededor de las conexiones existentes históricamente entre el actual espacio de N24 Galería de Arte y el programa de estudios de la Carrera de Artes Visuales – FADA de la PUCE. Como resultado de estos debates llegamos a pensar en la distancia que separa y une las dos instituciones, es decir 570 pasos.

Milka Segovia, Palangre, vista exhibición, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; fotografía: Martina Avilés, Quito.

Anualmente miles de embarcaciones pesqueras se acercan peligrosamente a las fronteras de la Reserva Marina de las Islas Galápagos, algunas inclusive ingresan, violando los derechos de la naturaleza. Estas flotas tienen la finalidad de explotar los recursos marinos sin pensar en la conservación de las especies. La explotación se hace por medio de distintas técnicas de pesca, todas resultan desastrosas para la fauna marina del archipiélago que se ha visto seriamente afectada. Las consecuencias han sido especies en peligro de extinción, compañías transnacionales que han visto crecer sus ganancias y naciones que, con base en esta explotación, han aumentado su poder e influencia en la región.

Milka Segovia, Palangre, vista exhibición, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; fotografía: Daniela Meythaler, Quito.

En Palangre Milka Segovia acerca su investigación–creación artística a estas dinámicas de disputa territoriales. Su obra genera reflexiones en torno a la conservación de las especies marinas, activando el sentido crítico del espectador. En su obra instalativa Intersecciones Ambivalentes, usa las herramientas de seguimiento satelital ofrecidas por Global Fishing Watch que muestran las rutas de navegación de las flotas pesqueras que se acercan o ingresan a la Reserva Marina de las Galápagos. Entre 2012 y 2020, Segovia toma estas rutas para mostrar la intervención de estas naves en los ciclos migratorios de especies protegidas como es el caso del tiburón ballena.

Milka Segovia, Palangre, vista exhibición, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; fotografía: Daniela Meythaler, Quito.
Milka Segovia, Palangre, vista exhibición, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; fotografía: Daniela Meythaler, Quito.

Milka Segovia trabaja su propuesta de activación en contra de la explotación pesquera en zonas protegidas con diversos materiales y técnicas entre los que se puede contar grabado en acrílico, acuarela, escultura y video arte. Esta exploración invita a tomar conciencia sobre el rol de la comunidad en la conservación de estas especies, los hábitos de consumo y un despertar sobre el ser político del público.

Gonzalo Vargas M.
Agosto 2022.

Milka Segovia, Palangre, vista exhibición, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; fotografía: José Avilés, Quito.
Milka Segovia, Palangre, vista exhibición, 2022. Cortesía: © N24 Galería de Arte; fotografía: Daniela Meythaler, Quito.

Milka Segovia. (Quito, Ecuador, 1999)

 Utiliza la narración, analogía y representación como estrategias para activar su obra. Sus intereses se centran en evidenciar la explotación de recursos naturales, el territorio y las relaciones de poder presentes en su país natal, Ecuador. 

Concibe al arte como un medio de conocimiento y reflexión personal por el que impone su voz, visibilizando problemáticas desatendidas por la sociedad que necesitan atención planetaria. Estudiante de Artes Visuales. Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Su trabajo ha sido expuesto en espacios como Centro Cultural Metropolitano, Centro Cultural Itchimbía, Museo Jacinto Jijón y Caamaño.